La máquina de la muerte

Si te dijera que en el futuro crean una máquina que con una muestra de tu sangre te pudiera decir la causa de tu muerte en ese momento. ¿Lo intentarías?

Todo empezó por que tres jóvenes escritores empezaron con esta idea en un blog, en dos años recibieron historias pequeñas enfocándose en esta máquina. Personajes que deciden tomar la prueba y lo que pasa después. Seleccionaron las mejores 30 historias (tenían 700 relatos).

Este libro no es para todos, si no te gustan las historias pequeñas ni el sarcasmo ni el humor negro, no vayas a leer este libro ya que no lo disfrutarás. En mi caso había historias que no me encantaron pero otras que me quedaba picada y no podía dejar ese relato hasta saber el desenlace.

Claro que la máquina tiene su encanto, te da una pista pero no exactamente te dice cómo ni cuando. Por ejemplo, hay una historia de un chico que le sale que iba a morir por amor. ¿Que significaba eso? Otra persona sólo le salía la palabra: Barco. Por sentido común este personaje decide no ir a ningún crucero por ningún motivo, lo que no sabía es que iba a morir en el trafico porque un carro que traía un barco tiene un accidente y se le cae el barco encima y muere.

Por eso el libro te mantiene intrigada porque nada es lo que parece. Imagínate, si tienes la opción de saber cómo morirías, si todo el mundo supiera ¿Como reaccionaria la gente? Te da una realidad alterna y te pones a pensar ¿Todo el mundo podría tener esta máquina? ¿Habría reglas para la sociedad en cuanto a su uso y sobre todo la edad para poder saber? Te cuentan una historia de un adolescente que quería saber cómo iba a morir. En su escuela cuando cumples cierta edad tienes permiso para poder usar la máquina. Los chicos dividían la popularidad y los que no eran, todo por su manera de morir. Si tenías respuestas como guerra, un balazo, en una pelea, devorado por leones etc eras considerado popular, sin embargo si te salía enfermedad o por vejez eras considerado aburrido y no eras permitido el circulo de los populares.

Te muestra como nuestro cerebro juega con nosotros, a un personaje le había salido solo la palabra verduras. En su casa vivía con un casco siempre puesto y no salía de la casa con el por si se le caía una lata de verduras en la cabeza. Todos los personajes una vez que sabían de que morirían, su vida se enfocaba en como evitarlo. Si te salía almendras, dejabas de comerlas o si te salía amigo dejabas de tenerlos.

Hay cosas en la vida que no tienen vuelta atrás, lo haces y lo hecho está. Eso es lo que pasaba con esta máquina, la curiosidad puede ser peligrosa y una vez hecha la prueba no había manera de olvidar lo que te salía. Dejabas de vivir para cerciorarte de no morir.

Definitivamente recomiendo este libro si quieres leer algo diferente, si no te gusta un relato sáltate al otro, ninguna historia esta conectada.

La máquina había sido creada para ayudarnos, para saber lo imposible. Pero después de usarla, los personajes se hicieron esclavos de ella. Esas palabras que daban vuelta en la cabeza una y otra vez. Una pesadilla de la cuál no podías escapar ni levantándote.

Párrafo de la introducción del libro:

“El problema de la máquina es que nadie sabía en realidad cómo funcionaba, lo que no habría supuesto tanto problema si hubiese funcionado todo lo bien que deseábamos. Pero sus predicciones eran vagas y crípticas, y daba la impresión de que se recreaba con las ambigüedades del lenguaje. La palabra “vejez” como se tuvo ocasión de comprobar, podría significar tanto una muerte por casas naturales como una bala disparada por un anciano postrado en la cama durante un allanamiento de morada fallido. La máquina demostraba tener ese sentido de la ironía respecto a la muerte…

La conciencia de que era posible saber cómo moriríamos cambió el mundo: la gente se volvió menos temeorosa y mas miedosa a la vez. Si sabes que tu tirita de papel dice “sepultado vivo” no hay razón para no saltar en paracaídas”

Espero que se den la oportunidad de leer este libro y sorprenderte con sus relatos gracias a sus giros  respecto a la palabra de su muerte.

Si existiera esa máquina en la actualidad, ¿Tomarías la prueba?

Hasta la próxima,
DM

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s