Nobody can grow on safe land.

 Si algo he aprendido este año es lo divertido que es cambiar la rutina.

No me malinterpreten soy una chica de rutinas, me gusta el control pero a veces el hacer algo por primera vez le da esas chispitas al pastel llamado vida. Un pastel de un mismo color y sabor no suena tan interesante. Así que he decidido ponerle todos los colores y sabores que pueda encontrar.

Este mes hice muchas cosas por primera vez, sirvete un cafecito, ponte cómodo/a y a empezar este relato.

Continue reading “Nobody can grow on safe land.”

Advertisements